OSTEOPATIA AUTOCORRECTIVA

 

 

 

Concepto

 

 

El concepto de Osteopatía Autocorrectiva nace de la experiencia y el estudio en el ejercicio de la Osteopatía por más de 9 años y una gran búsqueda, la de encontrar los resortes naturales que tiene el cuerpo para auto-equilibrarse y sanar. Búsqueda que han discurrido por diversas disciplinas como la medicina tradicional oriental, distintas terapias reflexológicas y la gestión de las emociones.

 

Pero para poder entendernos mejor, definamos primero "Osteopatía".

 

 

¿Qué es la Osteopatía?

 

 

La Osteopatía es una disciplina manual que se basa en 4 principios:

 

  1. El cuerpo es una unidad, es decir, que si en una de sus partes hay un problema, este va a afectar poco a poco a la salud general del mismo.
  2. La estructura y la función están relacionadas, es decir para que un elemento corporal funcione de modo correcto como pueda ser un órgano, un músculo o un nervio; la estructura que lo sustenta ha de estar equilibrada.
  3. El cuerpo es capaz de auto-regularse.
  4. El cuerpo es capaz de auto-defenderse y auto-repararse.

 

En función a estos principios esta disciplina llega a la conclusión de que “si se pone cada cosa en su sitio” cada elemento va a poder funcionar de modo correcto, facilitando los procesos de auto-regulación, la autodefensa y auto-reparación, con el único objetivo de incidir en una mejora de la salud global del cuerpo.

 

 

¿Cómo trabaja la Osteopatía?

 

 

Las formas que tiene la Osteopatía de incidir en la posición de los distintos elementos anatómicos dependerán de la naturaleza de las mismas y así se agrupan en tres tipos:

 

  • Estructural, se actúa directamente sobre la posición de un hueso para devolverlo al lugar que debería ocupar.
  • Visceral, sería lo mismo pero con un objetivo distinto, los órganos internos.
  • Sacro-craneal, es un modo muy especial de actuar sobre cualquier elemento anatómico, dado que lo realiza a través del Impulso Rítmico Craneal.

 

 

¿En qué se distingue la Osteopatía Autocorrectiva?

 

 

La Osteopatía Autocorrectiva sigue siendo osteopatía porque no se aparta ni un ápice de los principios de la misma, y es auto-correctiva porque se va a centrar en lograr las distintas correcciones estructurales a través de un trabajo indirecto sobre los elementos con los que se asocie la estructura en cuestión. Por ejemplo, para liberar el cuello, no bastaria con trabajar el cuello únicamente, habría que prestar atención a espalda, diafragma, meridianos que discurren por los brazos, etc.

 

 

¿Cómo se trabaja con la Osteopatía Autocorrectiva?

 

 

La primera línea de atención sería equilibrar la estructura a nivel general, diferencias que se pueden captar a simple vista como en la pelvis, columna, pies, etc. Y que grosso modo lo lograríamos mediante masaje sobre la espalda, abdomen y extremidades teniendo muy en cuenta los meridanos (canales energéticos) que discurren por todo el cuerpo.

La segunda línea estaría basada en el impulso rítmico craneal, estaríamos trabajando a un vivel más fino y más profundo. Aquí trabajaríamos la mandíbula, el sacro, etc.

La tercera línea estaría relacionada con las emociones no expresadas y que el cuerpo esté somatizando en forma de molestias o dolor. Se guía por tanto a la persona a que conecte con ellas para dejarlas ir, cerrando así el proceso que originaba las molestias.

 

 

¿Qué se consigue?

 

 

Se logra aliviar la tensión de las estructuras comprometidas, lo que va a facilitar de forma notable los procesos internos responsables del estado de salud, vitalidad y bienestar de la persona.

 

 

 

 

 

Copyright © All Rights Reserved